Accesorios de latón

Las soluciones basadas en la tecnología del polietileno son, sin duda alguna, no sólo las más numerosas en cuanto a metros de tubería en el mercado, sino también en variedad del ámbito de aplicación. Polietileno de alta densidad, polietileno reticulado, polietileno resistente a temperatura o multicapa con alma de aluminio, son las principales.

Para el caso que nos ocupa, PEX y multicapa, existen diferentes mecanismos de unión que se han ido desarrollando y mejorando a lo largo del tiempo, como son: casquillo corredizo, accesorio de compresión, press-fittings y push-fittings.

La evolución desde el casquillo corredizo, que siempre nos puede dejar lugar a la duda tras realizar una unión, hasta llegar a un accesorio de push fitting, que no nos permita equivocarnos o saltarnos algún paso. Y es aquí, en la mejora continua de los accesorios, donde Multitubo entiende que está la clave para aportar valor al mercado.

Diseñar sistemas robustos y fiables, basados en avances que mejoran nuestra forma de trabajar, tanto desde el punto de vista del rendimiento como desde la eficacia y diferenciándonos del resto.

 

Descripción del accesorio

Un accesorio se puede descomponer por su función en tres partes:

1- Por un lado, tenemos el cuerpo del accesorio propiamente dicho, que puede adaptar las siguientes configuraciones: codo, te, colector, manguitos, racores, etc.

2- Los casquillos, que cumplen la función de agarre de la tubería al accesorio.

3- Las juntas tóricas, fundamentales para asegurar estanqueidad de la unión entre pieza y tubería.

 

El cuerpo de las piezas metálicas se fabrica normalmente en alguna de las distintas aleaciones de cobre especificadas en la norma UNE EN 1254-3:1999, “Cobre y aleaciones de cobre. Accesorios. Parte 3: Accesorios de compresión para tuberías de plástico.”, siendo la aleación CW617N una de las más habituales entre los fabricantes de accesorios metálicos destinados a fontanería y calefacción. Se trata de un latón (aleación de cobre y zinc) de primera calidad, que resulta más duro y dúctil que el cobre y puede forjarse. Y es también, la que Multitubo emplea por sus características mecánicas para el proceso de estampación de las piezas.

En esta misma norma, se establecen los requisitos dimensionales y los ensayos que deben cumplir los accesorios fabricados en latón, definiéndose secciones mínimas de paso, espesores mínimos de pared, tolerancias de alineamiento de los extremos de los accesorios, etc.

El latón adquirido puede ser estampado por grandes prensas de hasta 250 Tn. Una vez estampada la pieza, pasa a un proceso de mecanizado a través de tornos. Multitubo emplea para ello tornos de última generación, de control numérico computarizado por ordenador, que tienen mucha más exactitud y calidad que los tornos manuales que utilizan la mayoría de sus competidores. En ellos, se elaboran los perfiles de las tetinas, se taladran para agujerear su paso interior y por último, se recortan las rebabas. Terminado esto, la pieza pasa a un proceso de control de calidad de los diámetros internos y externos.

Una característica destacable de los accesorios press-fitting del sistema Multitubo es su perfil “anti arrastre” de juntas tóricas patentado. El diseño de este perfil permite mantener protegidas las juntas tóricas ante un posible arrastre a la hora de introducir la tubería en dichos accesorios. Además, el perfil de la tetina no es tan agresivo como los dientes de sierra a la inversa.

La tetina del accesorio está concebida para mejorar la incorporación del tubo y evitar el arrastre de las juntas, que al no sobresalir del nivel de la tetina, aseguran la estanqueidad de la unión una vez realizada la acción de presión sobre el accesorio.

Una vez tenemos definido el cuerpo de latón del accesorio, este es sometido a un recubrimiento de estaño-plata, tal como marca la norma alemana DIN 50930/6 sobre componentes de latón para su adecuación a sistemas de agua potable y la norma UNE EN ISO 6509 de corrosión de metales y aleaciones para la determinación de la resistencia al descincado del latón. Multitubo es una empresa internacional que distribuye y vende sus productos en distintos continentes y, por tanto, nuestros estándares de calidad mínimos, se definen en función de los mercados más exigentes.

El estaño-plata cumple dos funciones: desde el punto de vista mecánico, cubre cualquier tipo de poro del latón, mejorando la rugosidad de la pieza. Así, conseguimos una menor pérdida de carga debida al accesorio, y un acabado brillante estéticamente muy llamativo. Por otro lado, el estaño es un material muy estable que nos evita la corrosión de la pieza en las duras condiciones de la obra.

Los casquillos, unidad fundamental del accesorio de Multitubo, son unos anillos de acero inoxidable AISI 304 (según norma UNE EN ISO 10088-1), diseñados específicamente para conformar una unión fiable desde el momento en el que mediante una herramienta de presión radial, ajustamos los casquillos al cuerpo de la pieza y durante todo el tiempo que la instalación esté en funcionamiento. Con un perfil de casquillo que facilita identificar el correcto asentamiento de la herramienta de prensado sobre todo el casquillo, para un apriete total y perfecto sobre la superficie de la tubería. Y con un troquel junto al extremo donde apoya el borde de la tubería sobre el cuerpo del accesorio, de forma que podamos cerciorarnos de la correcta posición de ambos elementos antes del apriete.

El acero inoxidable empleado en la conformación de los casquillos, es estable a corrosión, y su maleabilidad y resistencia son perfectas para la función de fijación para la que está diseñado.

Las juntas tóricas de EPDM, que se asientan sobre la tetina del cuerpo de la pieza, han sido diseñadas conforme a las exigencias de calidad de la normas UNE EN 681-1:1996 y UNE EN 681-2:2002 “Juntas elastoméricas. Requisitos de los materiales para juntas de estanquidad de tuberías empleadas en canalizaciones de agua y en drenaje. Parte 1: Caucho vulcanizado y Parte 2: Elastómeros termoplásticos”.

Son fundamentales en el perfecto ensamblaje de pieza y tubo, y su estudio en el tiempo nos muestra de una forma clara la evolución y mejora de los accesorios. Las juntas EPDM utilizadas son aptas para uso alimentario resistente a 95ºC de forma continua, es decir, son aptas para altas temperaturas y presiones (10 bar) y de gran durabilidad, superior a los 50 años. Además, las juntas, se encuentran lubricadas y humedecidas para mejorar la introducción de la tubería.

En un primer momento, añadir juntas tóricas supuso un avance significativo en cuanto a seguridad del accesorio, especialmente con sistemas de unión menos fiables que el del prensado. Posteriormente, al añadir una segunda junta tórica, se mejoraron los márgenes de seguridad de las uniones, llevando siempre asociado un tipo de prensado específico para cada fabricante.

Existen varios tipos de mordaza en el mercado, las más habituales en fontanería son las tipo U, TH, H, y RF. Cada una de ellas presiona en puntos distintos cuando rodea el casquillo, y este hecho es fundamental, porque dependiendo de la posición de las juntas tóricas en el cuerpo del accesorio, el apriete de la herramienta puede deteriorarlas y, así, perder la estanquidad de la unión. Multitubo evoluciona en el accesorio, con la intención de ofrecer al instalador la seguridad de que, independientemente del tipo de mordaza empleada, la unión sea perfectamente estanca (accesorios para el Sistema Press Multimordaza MM).

Para diámetros a partir de 40mm, el único sistema que se recomienda es con tubo multicapa, debido a las dilataciones que experimentan las tuberías y el tipo de instalación que se precisa (montantes, galerías, etc.), generalmente a la vista. Para estos diámetros, se propone un tipo de unión mediante mordaza tipo “U” y “TH”, con 2 o 3 juntas tóricas en el cuerpo del accesorio (Sistema Press Multicapa para grandes diámetros).

Hay una gama completa de accesorios metálicos a disposición del instalador, pensados para cubrir la práctica totalidad de las instalaciones sanitarias y de calefacción: accesorios desde 16 a 75mm, en formas de codos, manguitos tubo a tubo, codos con rosca hembra, tes iguales, tes reducidas y roscadas, manguitos de unión y reducidos, racores de conexión macho y hembra, distribuidores, colectores y válvulas de corte para empotrar, etc.

Las roscas tanto macho como hembra, que abarcan desde la dimensión de 16 mm (1/2”) hasta 75 mm (2 ½”), son rosca tipo gas. Todas las posiciones de rosca gas son siempre cónicas, cumpliendo con la norma UNE-EN 10226-1 “Roscas de tuberías para uniones con estanquidad en la rosca. Parte 1: Roscas exteriores cónicas y roscas interiores cilíndricas. Dimensiones, tolerancias y designación.” y la norma UNE-EN ISO 228-1:2003 “Roscas de tuberías para uniones sin estanquidad en la rosca. Parte 1: Medidas, tolerancias y designación”, lo que facilita todo tipo de conexiones. Que la rosca sea cónica y no recta, hace que las uniones tengan mayor estanqueidad entre ellas; con un poco de teflón y sin apenas fuerza de presión, se consigue una óptima estanqueidad. Las roscas macho están ranuradas para una mejor fijación del teflón o cáñamo.

Las dimensiones de los accesorios MULTITUBO están concebidos para ir en combinación con los tubos de Multitubo, no se aconseja ni se garantiza el conexionado con otras tuberías.

Además, nuestro surtido de accesorios comprende otro tipo de accesorios que son completos para diferentes tipos de instalación, como son colectores con y sin regulación, cajas de colectores, llaves de empotrar y placas de fijación para codo base de fijación, entre otros.

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario